CACIA en defensa de sus asociados por menos trabas para registrar los productos

CACIA entregó el mes pasado una carta al Ministro de Salud para solicitar su atención a la problemática que actualmente están experimentando las empresas productoras y distribuidoras de alimentos en Costa Rica, en el proceso de obtención del registro sanitario y de paso, exponerle algunas soluciones ante esta situación.

Uno de los principales problemas que aqueja a la industria alimentaria es el tiempo tan largo que debe transcurrir para completar el proceso de registro sanitario. El hecho que este proceso sea tan engorroso y lento, genera pérdidas millonarias al sector privado y subsecuentemente al país.

Con base en los datos del Sistema Regístrelo, en la sección de estadísticas, de enero a agosto del presente año, el Ministerio de Salud ha procesado un total de 10208 registros sanitario de alimentos (sin contar los cambios post registro). Esto genera más de 1 millón de dólares anuales al Ministerio, los cuales podrían invertirse en mantener un sistema de control de alimentos moderno y de primer mundo.

CACIA considera que el Registro Sanitario podría convertirse en vez de un obstáculo para el desarrollo del sector, en una fuente de ingresos que permita cumplir con el principio de protección de la salud, por medio de la vigilancia efectiva de la inocuidad de los alimentos que se comercializan en el país.

Es por esto que mediante la Comisión de CACIA de Registros Sanitarios, compuesta por varias empresas asociadas, se plantea ante el Ministro de Salud una serie de mejoras al proceso de obtención del trámite del registro, en 3 categorías, las cuales son de tipo conceptual, de tipo operativo y de tipo legal.

Entre las principales trabas se plantean como críticas: el tiempo de duración del trámite, problemas con la plataforma Regístrelo y soporte al usuario, así como rechazos por interpretaciones de la reglamentación técnica específica.

Según un sondeo reciente realizado por CACIA durante el mes de setiembre, un registro nuevo está tardando 40 días naturales en ser aprobado, los cambios post registro más de 30 días naturales, una renovación 75 días naturales, un registro simplificado entre 15-22 días naturales. Y por su parte, un reconocimiento de registro puede estar tardando más de 30 días naturales, mientras que en otros países de la región como Honduras y Nicaragua dicho proceso tarda apenas 1 día.

A pesar de que la plataforma actualmente guía al usuario en cuanto a los documentos que debe ir adjuntando y los campos del formulario que debe llenar, la misma no funciona como una herramienta de evaluación del contenido de dichos requisitos, razón por la cual el usuario debe esperar la respuesta del evaluador a quien le asignen el trámite, lo cual convierte dicho sistema únicamente en una plataforma de transferencia de información.
Finalmente, otro de los problemas es que existe una falta de uniformidad de criterio por parte de los evaluadores sobre los requisitos solicitados y aplican sus propias interpretaciones de los reglamentos técnicos específicos. A raíz de esto, se generan prevenciones que no tienen un fundamento técnico válido y que implican un desgaste y un reproceso para el usuario.

Las propuestas de solución que CACIA plantea se agrupan en tres categorías:

i. Cambio de paradigma en materia de garantía de inocuidad, pasando de un control de papel a verificación en el mercado aplicando un enfoque de análisis de riesgo.

ii. Mejora y simplificación de procesos administrativos mediante un sistema electrónico moderno.

iii. Mejora regulatoria mediante una reforma al Reglamento Centroamericano, que permita la simplificación de procedimientos que hoy retrasan de manera considerable los tiempos de obtención del registro sanitario.

Como respuesta a la nota enviada, CACIA fue convocada a integrar un comité de trabajo conjunto con el Ministerio de Salud, para atender nuestras preocupaciones. Mantendremos a nuestros asociados al tanto de los avances.


Publicaciones

Revista Alimentaria

Suplementos Estilos

Directorio