Industria alimentaria refuerza políticas de prevención y reducción de riesgos ante COVID-19

En estos momentos del brote mundial de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), la industria alimentaria refuerza aún más en el día a día sus políticas de prevención y reducción de riesgos, según comunicaron a la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (CACIA), quien a su vez se las informó a las autoridades del país.

Algunas de estas medidas son:

  • Programas de sensibilización a los trabajadores sobre la aplicación de las buenas prácticas de higiene personal, para que se trasladen a las casas y familiares.
  • Capacitación al personal de las empresas que hace trabajo fuera de la empresa (fuerza de ventas, inspectores, etc.) para que apliquen las mejores prácticas de higiene en todo momento dentro y fuera de las instalaciones de la empresa.
  • Mejora en la disposición de servicio de higiene y lavado de manos.
  • Control diario de temperatura y factores de riesgo del personal.
  • Reducción de reuniones que impliquen grupos en espacios reducidos.
  • Mayor utilización de alternativas tecnológicas como videoconferencias para la realización de reuniones grupales y ejecutivas.
  • Reducción de ingreso a las instalaciones de personas que no sean estrictamente necesarias para la operación normal de la empresa.
  • Utilización del teletrabajo para los casos en que sea pertinente, según las características y funciones de los diversos puestos de las empresas.
  • Cancelación y reprogramación de viajes internacionales hasta nuevo aviso para evitar la exposición innecesaria de ejecutivos.
  • Personal que deba ingresar al país durante estos días, permanecen haciendo teletrabajo durante varios días (entre 5 y 10 días).

Además, según el apartado 7.3 del Reglamento Centroamericano de Buenas Prácticas de Manufactura, los empleados deben notificar a la persona encargada si están experimentando síntomas que podrían causar enfermedades transmitidas por los alimentos. El dolor de garganta, la tos y la fiebre están incluidos en la lista de síntomas que los empleados deben reportar http://www.comex.go.cr/media/3336/181_rtca-anexo-33.pdf.

Igualmente, CACIA hace un llamado a la educación y formación por parte de los empresarios como medida esencial para reducir el temor en su población trabajadora y sus familias. El temor infundado que es producto de la desinformación, tiene el potencial de meter a la economía en una espiral de recesión no menor. 

También, solicitó a las autoridades los mejores esfuerzos por darle un tratamiento muy cuidadoso y confidencial a los casos que se vayan a presentar del personal de cualquier tipo de empresas, especialmente de alimentos y bebidas.

En estos momentos, CACIA se encuentra trabajando con un grupo de organizaciones empresariales, una propuesta al Poder Ejecutivo orientada a activar políticas de reactivación, ya no solo dentro del marco de la desaceleración económica, sino dentro de una crisis potenciada por COVID-19.  Se analizan aspectos relacionados a políticas de emergencia en materia tributaria, crediticia, laboral, entre otras.


Publicaciones

Revista Alimentaria

Suplementos Estilos

Directorio