Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá responsabiliza a la industria de alimentos y bebidas por el aumento en los índices de obesidad en niños y adolescentes

publicidadninos 270 x 170Estudios promovidos por INCAP hacen hincapié en la influencia de la publicidad en los menores. CACIA subraya que el señalamiento carece de sustento científico y que los problemas de obesidad y sobrepeso son ocasionados por otros factores como la falta de actividad física y de ingesta balanceada.

 El jueves 29 de junio, en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Costa Rica se presentaron varios estudios colaborativos del Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá (INCAP), la Universidad de Costa Rica (UCR) y el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (INCIENSA), que evaluaron la extensión, el poder persuasivo y el perfil nutricional de los alimentos que se publicitan en televisión; además se revisaron los empaques de los alimentos y la densidad de la publicidad, así como los establecimientos de comida alrededor de las escuelas.
 En detalle se revisaron más de 2400 empaques de alimentos procesados, se estudió el contenido de los anuncios en 4 canales de televisión (2 de cable y 2 nacionales), se identificaron 8980 anuncios de los cuales el 21% fueron alimentos y bebidas; y se clasificaron los anuncios en los alrededores de 8 escuelas en un radio de 500 metros.
 Este estudio de la publicidad de alimentos en general no se concentró solo en el ámbito infantil, sin embargo, se le dio énfasis a que los niños están más expuestos al “bombardeo de publicidad” de alimentos considerados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “no permitidos”.  También determinó que esta publicidad llega mediante técnicas de persuasión o ganchos publicitarios que inciden, en los menores, comer en exceso y, por lo tanto, sufrir de sobrepeso u obesidad.
 La OMS ha indicado que más del 90% de los alimentos procesados no deberían de publicitarse ni comercializarse sin mensajes de advertencia en sus etiquetas.              

Conclusiones sin fundamento científico

Para CACIA, este tipo de conclusiones no tienen fundamento científico responsable y amenazan a la industria alimentaria, ocasionando fuertes reglamentaciones en la publicidad y el etiquetado de alimentos procesados, así como nuevas políticas de impuestos a ciertos productos, solo por clasificarlos como “altos en” grasas, azúcares y sodio.
CACIA participará en estos y otros foros en aras de solicitar justificaciones científicas de toda la información que se presenta, para que no se acojan iniciativas con mensajes que tiendan a confundir a los consumidores.
 Los alimentos procesados no son el origen del problema del sobrepeso y la obesidad en los niños, por lo que CACIA se mantiene trabajando, en conjunto con las autoridades de salud del país, en propuestas dirigidas a la promoción de hábitos alimenticios balanceados, actividad física y lectura de etiquetas para educar a la población en materia de estilos de vida saludables.

Publicaciones

Revista Alimentaria

Suplementos Estilos

Directorio