OPS e INCAP promueven regulaciones para reducir el consumo de algunos alimentos. CACIA propone alternativas y busca diálogo

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá (INCAP) están promoviendo para Centroamérica la ejecución agresiva de un paquete de leyes orientados a que el consumidor reduzca el consumo de ciertos alimentos de la Industria Alimentaria.

Estos organismos están impulsando la idea de que el consumo de alimentos procesados, especialmente aquellos con contenidos de grasas, azúcares y sodio son los responsables de los problemas de sobrepeso, obesidad y otras enfermedades crónicas no transmisibles que padece la población.

Dentro del paquete de medidas que impulsan a nivel internacional destacan los esquemas de etiquetado en la cara principal de los productos para alertar al consumidor en aras de que reduzca o evite el consumo de estos grupos alimenticios. De ahí, la promoción de esquemas de etiquetado frontal como los ya vigentes en Chile o en Ecuador, que han resultado sumamente controversiales.

Además, proponen medidas para prohibir y regular la publicidad en medios de comunicación masiva sobre este tipo de productos, dirigida especialmente a la población infantil. Igualmente proponen paquetes de impuestos a  lo que denominan “alimentos ultraprocesados”, para reducir el consumo de los mismos a través del sistema de precios.

El pasado mes de marzo se realizó en El Salvador un taller convocado por la OPS y el INCAP en el que participaron autoridades técnicas de los ministerios de Salud y de Economía de Centroamérica, República Dominicana, Panamá y Belice. En este taller desarrollaron un proceso de inducción a las autoridades técnicas sobre la conveniencia de adoptar este tipo de medidas en Centroamérica.

Así mismo, el INCAP propuso un etiquetado frontal para Centroamérica, utilizando los mismos estilos gráficos que se dan en otros países como Chile y Ecuador (modelo del semáforo y disco pare).

A raíz de esta situación, la Industria Alimentaria de Centroamérica y Panamá se ha organizado para generar espacios de diálogo con organismos regionales del sector público y privado, con la idea de proponer y mejorar esquemas alternativos, programas y políticas que cumplan con el objetivo de promover la salud de la población, que no son negativos y dañinos para el sector productivo, como los esquemas propuestos por la OPS y el INCAP.

Durante los últimos dos años, pero en especial durante el último semestre, CACIA ha estado muy involucrada en el desarrollo de grupos de trabajo de la Industria de Alimentos y Bebidas en todos los países de la región. Durante la primera semana de mayo, el tema fue conocido por la Federación de Cámaras de Industrias de Centroamérica, Panamá y República Dominicana y por el Consejo Consultivo Empresarial de la Integración Económica Centroamericana donde la industria alimentaria regional obtiene un importante apoyo por parte de todos los sectores empresariales de la región.

Tanto la Federación de industriales de la región como el Consejo Consultivo Empresarial de la Integración Centroamericana, han trasladado la preocupación sobre estos enfoques tan negativos que se impulsan en el ámbito regional, dejando también ver, que la industria alimentaria de Centroamérica, República Dominicana y Panamá, viene ejecutando acciones y propuestas que se encuentran alineadas con las estrategias globales que impulsa el sector salud, en aras de promover la salud.


Publicaciones

Revista Alimentaria

Suplementos Estilos

Directorio