“Plástico Things” CACIA expone iniciativas a Diputados para resolver contaminación por desechos plásticos y rechaza enfoque de impuestos

El pasado 13 de junio, con la participación de más de cien empresarios de industrias de alimentos y otros sectores afines, CACIA desarrolló el evento "Plástico Things", actividad orientada al desarrollo de un mayor relacionamiento de la industria alimentaria con Diputados de diversas fracciones políticas del país, con los que es importante dialogar sobre el necesario replanteamiento de algunas iniciativas regulatorias que tienen enfoques equivocados en su intención de atender la problemática existente en torno a la contaminación por desechos plásticos. Igualmente, CACIA aprovechó para exponer claramente su visión sobre los factores que representan soluciones realistas, viables y además generadoras de fuentes de empleo.

La industria de alimentos y bebidas de Costa Rica representada por CACIA, ha desarrollado una postura proactiva, en busca de propuestas que resuelvan el problema de la contaminación, creado por la mala gestión de los residuos sólidos, entre ellos los plásticos, que actualmente está en manos de las municipalidades.

Para Maurizio Musmanni, Presidente de los industriales de alimentos y bebidas, “nuestro sector es  usuario de muchos materiales, entre ellos el plástico, que nos ayudan a garantizar la calidad, la higiene, la inocuidad, la transportabilidad, la protección del alimento, la reducción de riesgos por contaminación, la vida útil, la disponibilidad así como elementos básicos de seguridad alimentaria y sobre todo, un costo accesible para nuestros consumidores. Por tal motivo, nos preocupan las iniciativas de ley que, lejos de aportar soluciones reales, introducen un abordaje que demoniza el material y castiga a la actividad comercial, como mecanismo para reducir el consumo”.

CACIA lamenta dichos enfoques en momentos que la industria ha sufrido varios meses de desaceleración económica, niveles de desempleo cercanos al 13% y cuando está por entrar en vigencia el IVA, que afectará sensiblemente el presupuesto de consumo de los hogares. Alguanas iniciativas de ley plantean esquemas de impuestos por el uso del plástico de un solo uso, cuya tasa oscila entre el 10% y el 25% para una enorme gama de productos plásticos, muchos de ellos fundamentales en los procesos de empaque y transporte de los alimentos.

Dicho conversatorio contó con la participación de los Diputados Paola Valladares, Pedro Muñoz y Erwen Masís, quienes conocieron una serie de casos y experiencias empresariales exitosas, que han resultado ser muy efectivas en el manejo de los desechos plásticos, por lo que dichos esquemas se plantean como una solución altamente viable, que tiene el potencial de generar empleo y reactivación económica y que requieren el apoyo de quienes tienen en sus manos las decisiones políticas en el Congreso de la República.

El auditorio conoció la experiencia de programas de recuperación de desechos plásticos de empresas como FIFCO, Coca Cola, MundoRep y Recyplast, así como la visión de organizaciones como ALIARSE, enfocadas en el desarrollo de alianzas públicos privadas para el logro de objetivos de impacto social y ambiental.

Adicionalmente los diputados compartieron frente a los empresarios su visión sobre el entorno regulatorio que les preocupa, así como su acercamiento a modelos alternativos que podrían generar un equilibrio entre el objetivo de reducción de la contaminación existente en el país aún no resuelta, la actividad empresarial y el empleo.

Entre las principales propuestas que plantea la industria alimentaria para que sean parte del debate nacional se encuentran:

  • Que las autoridades del Ejecutivo y el Legislativo se desvinculen de los enfoques extremistas que castigan la actividad productiva y comercial vía impuestos, con el objetivo de reducir consumo.
  • Promover políticas agresivas de incentivos a sistemas de economía circular, el cual ha demostrado su alta eficacia, pues permite el reciclaje, el reúso y la reducción a través de la reincorporación y tratamiento de los desechos plásticos, dentro de un modelo de desarrollo empresarial, que gestiona efectivamente gracias a la valorización de los desechos, entre muchos otros factores.
  • Cambios estructurales que deben suceder en las instituciones responsables de gestionar los desechos plásticos.
  • Desarrollo de programas de formación y fortalecimiento de competencias y capacidades municipales para que logren implementar los mandatos que les ordena la Ley Integral de Residuos, a través de alianzas con la empresa privada y la promoción de modelos empresariales de reciclaje, reutilización y reducción de los desechos plásticos.
  • Promoción de las alianzas público-privadas, tomando como base los casos exitosos que sí logran reducir riesgos a través de la separación, recolección, reciclaje, reutilización, procesamiento, entre otros procesos.
  • Políticas de incentivo a la innovación del ecodiseño y utilización de materiales alternativos provenientes de la naturaleza y que el desarrollo tecnológico puede promover a futuro.

Los industriales de alimentos y bebidas aspiran a una discusión pública y transparente que pueda emanar durante los siguientes meses, con espíritu constructivo en el desarrollo de una propuesta legislativa y política de residuos plásticos, que responda a un proceso transparente, donde prevalezca la proporcionalidad y razonabilidad de las medidas a instituir.

“El problema de la contaminación de cualquier tipo no es una responsabilidad extendida al productor, sino una responsabilidad compartida por todos los miembros de nuestra sociedad, por lo que las soluciones legislativas que se discutan deben buscar un sano equilibrio entre ambiente, producción y empleo, característica que extrañamos de la gestión legislativa actual”. Acotó Musmanni.


Publicaciones

Revista Alimentaria

Suplementos Estilos

Directorio